Noticias

27 de junio de 2018

Cinco mártires de la lucha antigolpista en La Plata

¡A 41 años, presentes!

Homenaje a Ana María Cameira, Herminia Ruiz, David Lesser, Carlos Polari y Guillermo Guerini, asesinados por comunistas revolucionarios, patriotas y antigolpistas.

Como cada año, este domingo 24 se realizó el homenaje a los cinco camaradas en el Cementerio de La Plata . Con la presencia de amigos y camaradas se recorrió el cementerio para llegar a la tumba de cada uno donde se gritaba bien fuerte ¡Presente!
En el acto de cierre, luego de entonar las estrofas del himno nacional argentino, tomaron la palabra Ana por la JCR y Vanesa por el PCR. Las camaradas recordaron cuando el 13 de mayo de 1975, estos cuatro jóvenes con gran heroísmo, decidieron salir a hacer una pintada: la manera de pelear por la libertad de un compañero que se encontraba detenido desde el día anterior. Esa pintada se realizaría en la esquina de 17 y 42 pidiendo la libertad de Horacio Micucci. Pero solo alcanzaron a escribir la palabra “Libertad“. Palabra tan importante para nosotros como revolucionarios, que luchamos para la liberación de nuestro pueblo. El jueves 22 de mayo de 1975, quisieron secuestrar a Guillermo. Lo meten en un auto y logra escaparse en Berisso. Entre las calles Unión y Democracia le dispararon a quemarropa por la espalda y su cuerpo cae al suelo, acribillado.
Hoy a 43 años de su asesinato, los jóvenes tomamos su ejemplo de lucha para enfrentar la política del gobierno más reaccionario que hemos tenido después de la dictadura: El gobierno de Mauricio Macri, que demuestra día a día que sus intereses no tienen nada que ver con las necesidades del pueblo.

Como cierre, con gran emoción por los discursos, se cantó el himno de los trabajadores, la Internacional.

 

Ana de la JCR

Hoy le venimos a rendir homenaje a Ana María Cameira, David Lesser, Guillermo Gerini, Herminia Ruiz y Carlos Polari. Jóvenes camaradas que dieron su vida por la revolución, por la clase obrera y su partido.

Jóvenes como nosotros, movilizados por la bronca que les generaba vivir en un mundo y un país donde unos pocos tenían el poder a costa de que millones eran sometidos al hambre, la explotación y la pobreza. Fueron épocas de vientos revolucionarios, en todo el mundo los oprimidos se levantaron y los jóvenes jugaron un rol destacado, se volcaron a luchar para transformar esa realidad.

Expresión de este gigantesco torrente son el Mayo Francés, las grandes manifestaciones en EEUU contra la guerra de Vietnam y en América Latina la Revolución Cubana demostraban que era posible pensar en un mundo diferente. Y el proceso que se vivía en China con la Revolución Cultural Proletaria, liderada por Mao Tse Tung y protagonizada por millones en las fábricas, el campo, en las universidades y las calles; expresaba uno de los procesos más avanzados.

En nuestro país las clases dominantes necesitaban barrer con ese auge de luchas, con los cuerpos de delegados de fábricas, con las luchas en las universidades, en los colegios, etc. Y cuando muere Perón, el 1 de julio de 1974, se aceleraron los preparativos golpistas. Y se abrieron dos trincheras: o se estaba a favor o en contra del golpe. En noviembre de 1974 definimos nuestra posición: Contra el golpe venga de donde venga, junto al pueblo peronista, y para eso había que defender al gobierno de Isabel Perón.

El 7 de diciembre de 1974 fue asesinado Enrique Rusconi, delante de su compañera Yiya y de sus hijas Ana y Paula. Trataron de meternos para adentro, de neutralizarnos, de quebrarnos; pero el partido redobló la apuesta: denunciamos los hechos y continuamos la lucha.

El 13 de mayo de 1975 cuatro jóvenes Ana María, David, Carlos y Herminia hacían una pintada en la esquina de 17 y 42 por la libertad del compañero Horacio Micucci, detenido el día anterior. Alcanzaron a escribir la palabra “libertad”. El miércoles 14 sus cuerpos aparecieron acribillados en Berisso, camino a la Balandra.

Ana María Cameira era asistente social de la municipalidad en el centro de promoción de Villa Montoro, recordada por su entrega y por haberse fundido con los más humildes.

David Lesser había sido un destacado dirigente estudiantil en la Facultad de Odontología, siguiendo luego la lucha como profesional.

Carlos Enrique Polari, miembro fundador del PCR. Estudiante de Psicología y trabajador municipal.

Herminia Ruiz era enfermera del Instituto del Tórax, elegida delegada por sus compañeras, encabezó la lucha salarial de los estatales en el Hospital San Juan de Dios.

El jueves 22, nueve días después, Guillermo Guerini, caminaba entre las calles Unión y Democracia de Berisso. Cae acribillado por la espalda.

Guillermo Guerini, El Gordo: recibido de arquitecto un mes antes de su asesinato. Encabezó la lucha antigolpista en la Universidad (donde fue secretario de organización del Sector Universitario). Trabajó activamente con los obreros de la carne del frigorífico Swift, luchando siempre por unir a los estudiantes con la clase obrera.

El 24 de Marzo de 1976 se instaló la dictadura más sangrienta de la historia argentina, encabezada por Videla y Viola. Tenían como objetivo frenar el impresionante auge revolucionario de las masas para imponer su política entreguista y hambreadora.

Nuestro partido se quedó en el país, continuamos la lucha. EL 5 julio de 1977, fue secuestrado Yiyo Andreani, mi tío. Era estudiante de 5to. año de Medicina y lo secuestraron cuando salía de rendir el final de Neurología, en las puertas del hospital San Martin. Son muchos los compañeros detenidos-desaparecidos de nuestro partido; muchos compañeros detenidos durante años en las terribles prisiones de la dictadura; muchos torturados, asesinados. Y el partido se quedó aquí, atando su destino al destino del pueblo. Como lo hicieron nuestros camaradas a quienes hoy rendimos homenaje.

Hoy a 43 años de su asesinato, los jóvenes tomamos su ejemplo de lucha para enfrentar la política del gobierno más reaccionario que hemos tenido después de la dictadura, el gobierno de Mauricio Macri, que demuestra día a día que sus intereses no tienen nada que ver con las necesidades del pueblo y que los jóvenes no le importamos. En los últimos años ha crecido la cantidad de pibes que no estudian, ni trabajan, empujando a millones a la pobreza y al hambre. De la mano de esto ha crecido la droga y el narcotráfico en los barrios. Recorta millones de pesos para la educación, y plantea el acceso a la misma como un privilegio para unos pocos y no un derecho.

Los jóvenes estamos hartos de no poder pensar en tener un futuro, de que muchos pibes tengan que llegar a ser “soldaditos” de algún narco de sus barrios para poder sobrevivir y encima después este gobierno es el que los juzga, condena y asesina. Por eso, este viernes 29 desde el movimiento Ni UN PIBE MENOS POR LA DROGA vamos a movilizar con todo a Plaza de Mayo, para exigirle al gobierno que apruebe la ley en emergencia en adicciones.

Estamos hartos de ser la mano de obra precarizada, hartos que la cantidad de pibes que pueden estudiar en la universidad sea cada vez menos. Y en particular las mujeres estamos hartas de tener miedo, de pensar que en cualquier momento podemos ser noticia en la tele porque alguien nos abusó, violo o nos mató. Crecen los femicidios, de los cuales las principales víctimas somos mujeres jóvenes y este gobierno sigue sin declarar la emergencia en violencia de género.

Pero esta juventud está dispuesta a ir a fondo en la lucha y unirse con el resto del pueblo que enfrenta en las calles el plan de Macri y del FMI que solo traerá más hambre ajuste y entrega castigando duramente a todos los sectores populares y en especial a los más jóvenes. Acá en la zona tenemos el ejemplo de lucha del Astillero Río Santiago, única fábrica que resistió la privatización en los 90 y que hoy está enfrentando la intervención y el vaciamiento del gobierno de Macri y Vidal. ASOMA y su Juventud son parte fundamental en la unidad de ese enorme movimiento de campesinos que viene creciendo en la zona al calor de enfrentar las políticas de este gobierno que ahoga a las economías regionales. Los de más abajo encabezados por la CCC, CTEP y Barrios de Pie, los Cayetanos, lograron unir a los trabajadores ocupados, desocupados, precarizados, campesinos, a las centrales sindicales y muchos más sectores en esa histórica marcha Federal del 1ro. de Junio que generó las condiciones para que la CGT convoque a un Paro general para mañana. Paro que va a ser enorme y que pelearemos para que sea activo y multisectorial.

Esa unidad de los de abajo, hoy también tiene su expresión en una nueva fuerza política: El frente En Marcha que es una herramienta fundamental para poner en discusión que necesitamos otra política, que podemos dar vuelta la tortilla y podemos jugar en las calles y en las urnas en el camino de imponer un gobierno popular patriótico y democrático que resuelva la situación de la inmensa mayoría de nuestro pueblo.

Sabemos que no es un camino fácil, a los jóvenes tratan de hacernos creer que nada puede cambiar, que lo único que podemos hacer es salvarnos individualmente y de ahí poder contribuir en “algo” a la sociedad; pero eso para la juventud no puede ser una opción, tenemos que ser los que encabecemos la lucha por la necesidades de los jóvenes, por otra Argentina, porque es posible y urgentemente necesario. Y tenemos ejemplos que nos lo demuestran, los estudiantes, mediante nuestros frentes únicos en los secundarios y universidades nos organizamos. Es un ejemplo para los jóvenes el cuerpo de delegados en el Colegio Albert Thomas, impulsado por el MUS. Que también viene encabezando la lucha y la unidad de todos los centros de estudiantes y la comunidad educativa por mejoras edilicias, por más presupuesto para educación; con las cuales consiguieron avanzar en que el Ministerio destine 11 millones de pesos para mejoras en infraestructura. Y en la universidad la CEPA pelea día a día por la unidad de las fuerzas estudiantiles para luchar contra el ajuste en educación, ejemplo de eso es el frente que integramos, “7 de agosto” que desde el año pasado conduce la FULP y con el que venimos de encabezar una Marcha en defensa de la Educación junto a estudiantes terciarios, secundarios y docentes. Y este año podemos decir que somos protagonistas de un hecho histórico en la UNLP, echamos a los fascistas que dirigían la facultad de Ciencias Médicas hace 25 años, “la hoja de Roble”.

Pero sin duda, uno de los recientes triunfos del cual los jóvenes hemos sido parte, fue la conquista histórica de la media sanción de la ley por aborto legal, seguro y gratuito, reclamo que hace años venimos dando y que no hubiera sido posible sin la lucha del movimiento de mujeres y sin el sostenimiento de los ENM durante 33 años, que este partido ha defendido tanto.

Herminia, Guillermo, Ana María, David y Carlos con el corazón agrandado de pertenecer a este partido y a esta juventud, y con un nudo en la garganta les rendimos homenaje. Y siguiendo su ejemplo tomamos el compromiso de fundirnos con los más oprimidos y hacer crecer a esta juventud. Porque no es posible terminar con el sufrimiento de millones sin una revolución y ésta no será posible sin un PCR y una JCR enorme, gigantesca, que la dirija!

Camaradas Herminia, Carlos, Ana María, David y Guillermo Presentes ,Ahora y siempre!

 

Vanesa por el PCR

Queridos amigas/os, compañeras/os, camaradas:

A través de estas palabras quiero rendir homenaje a cinco mártires, Carlos Polari, Herminia Ruiz, David Lesser, Ana María Cameira y Guillermo Gerini, camaradas revolucionarios que dieron su vida por el Pueblo, por el PCR. Que fueron asesinados por ser comunistas revolucionarios, patriotas y antigolpistas.

Cuando me dieron la noticia de que me tocaba homenajearlos, comencé a recordar que hace algunos años, no muchos, alguien me invitó a participar en un homenaje como éste. Es ahí donde me di cuenta realmente qué es ser parte de este Partido, el PCR. Porque pude comprobar lo que es dar la vida por el pueblo, por los ideales y por la revolución.

Estar hoy acá es no olvidar sus luchas, sus vidas, porque seguimos aprendiendo de estos comunistas revolucionarios en cómo enfrentar al enemigo. Llevar nuestras banderas rojas llena de orgullo y el puño bien apretado al cantar el himno, defendiendo la Patria. Es emocionante recordarlos porque sólo ellos pueden lograr unirnos y darnos más fuerza para luchar por la revolución.

Recordar sus vidas hace pensar que fueron compañeras y compañeros sencillos, sensibles y de gran corazón, porque pudieron dar todo, dar la vida.

Carlos, pero le gustaba que le digan Carlitos, fue miembro fundador del PCR. Estudiaba Psicología y trabajaba como empleado municipal. Era un gran militante, en el ´72 encabezó la lista de oposición al jerarca Atanasoff en su gremio de municipales.

Herminia, de profesión enfermera, trabajaba en el Instituto del Tórax. Muy importante fue que haya sido elegida como delegada por sus compañeras donde encabezó la lucha salarial de los estatales del Hospital San Juan de Dios de la Plata.

David, había sido un destacado dirigente estudiantil en la Facultad de Odontología, donde su lugar de militancia fue el FAUDI, antecesora de la CEPA. Una vez recibido y como profesional siguió su lucha. Porque estaba convencido que la revolución era necesaria.

Ana María, era asistente social, una colega. Se desempeñaba laboralmente en la Municipalidad, en un centro de promoción de Villa Montoro. Ella elegía siempre estar con los más necesitados y los más vulnerables de los barrios. Cuando estoy en la Facultad de Trabajo Social y puedo mirar su hermoso mural, me lleno de orgullo de ser una camarada, y que hoy me encuentro recorriendo su camino.

El 13 de mayo de 1975, estos cuatro jóvenes con gran heroísmo, decidieron salir a hacer una pintada. Sabían y estaban convencidos de llevar la denuncia a las masas, que esa era la manera de pelear por la libertad de un compañero que se encontraba detenido desde el día anterior. Esa pintada se realizaría en la esquina de 17 y 42 pidiendo la libertad de Horacio Micucci. Pero solo alcanzaron a escribir la palabra “libertad”. Palabra tan importante para nosotros como revolucionarios, que luchamos para la liberación de nuestro pueblo.

Al día siguiente, en el diario local El Día, aparece la noticia que dos parejas fueron encontradas muertas en un paraje de la cuidad de Berisso. Sus cuerpos aparecieron acribillados a la vera del camino a la Balandra. Demostraron que fueron fieles a la lucha, siendo su centro la vida por LA REVOLUCIÓN.

El jueves 22 de Mayo de 1975, quisieron secuestrar a Guillermo. Lo meten en un auto y logra escaparse en Berisso. Entre las calles Unión y Democracia le dispararon a quemarropa por la espalda y su cuerpo cae al suelo, acribillado.

Guillermo, pero con mucho afecto le decían El Gordo, se había recibido de arquitecto un mes antes de su asesinato, con orgullo encabezó la lucha antigolpista en la Universidad donde su tarea fundamental fue ser secretario de organización del Sector Universitario y trabajó activamente para conformar una corriente comunista revolucionaria con los obreros de la carne del frigorífico Swift, destacado siempre por unir a los estudiantes con la clase obrera.

El dolor y la bronca marcó al PCR en La Plata en la lucha antigolpista, porque tuvo 6 compañeros asesinados y 57 camaradas detenidos. No olvidamos que unos meses antes, el 7 de diciembre de 1974, habían asesinado en el Barrio de Tolosa a Enrique Rusconi, las bandas fascistas del gobernador de la provincia, Calabró.

En julio de 1977, fue secuestrado y desaparecido Yiyo Andreani después de rendir un final de Medicina, en la puerta del Hospital San Martín.

En esos tiempos todos los camaradas con honor hicieron carne su lucha y repetían que: “Así vivíamos. Así fuimos creciendo, transformando el dolor en fuerza”. Para enfrentar al Golpe, porque fuimos los únicos junto a muchos peronistas, que estuvimos a la cabeza de esa gran batalla, valorando las opiniones de las masas que fueron protagonistas de las grandes luchas.

Nuestro país estaba en pleno auge de luchas protagonizado por grandes masas estudiantiles y obreras de distintas fábricas, ellos jugaron un gran rol destacado para cambiar el rumbo a favor del pueblo. También eran años en los que el auge de luchas a nivel mundial se expresaba en el Mayo Francés, las gigantescas manifestaciones populares en Estados Unidos contra la guerra de Vietnam y la Revolución Cubana, primera revolución socialista hablada y cantada en castellano en el “patio trasero de los yanquis, que con el Che a la cabeza hacia vibrar al mundo.

En China seguía adelante la gran Revolución Cultural Proletaria encabezada por el Camarada Mao Tsetung, donde se daba la participación en la democracia proletaria a millones, e impedía lo que había sucedido años antes en la Unión Soviética: La restauración del capitalismo.

Siempre los yanquis fueron feroces en América Latina. Pero desde el cambio de carácter de la Unión Soviética, pasaron a disputarse en concreto toda la región. Y particularmente la Argentina.

Acá se daban grandes luchas, y el más avanzado ensayo revolucionario hasta ese momento en la Argentina que fue el Cordobazo, empujado por los obreros del SMATA, de donde surgió nuestro dirigente René Salamanca. Desde ahí se comenzó a gestar y organizar la lucha antigolpista.

Tras la muerte de Perón asumió la presidencia Isabel, un gobierno débil y heterogéneo, con una política tercermundista y también con sectores profundamente reaccionarios en su seno, pero con contradicciones con el imperialismo. Por eso los sectores pro imperialistas pro rusos y pro yanquis, comenzaron los preparativos para el golpe de Estado.

En esos años en la Argentina se abrieron dos trincheras: o se estaba a favor o en contra del golpe y en noviembre de 1974 nuestro partido definía la posición: Contra el golpe ruso, contra el golpe yanqui, junto al pueblo peronista, defender a Isabel Perón en el camino de la liberación definitiva de nuestra patria.”

A partir de ahí, en cada lugar donde estaba nuestro partido, el PCR, en cada fábrica, cada barrio, cada facultad, etc. se impulsó la lucha por las necesidades de las masas y se trabajó para unir a nuestro pueblo contra el golpe y esas tareas eran llevadas adelante por muchos camaradas de toda la zona, entre ellos nuestros mártires.

El PCR supo ubicar bien el blanco, y nuestra línea era una traba para los sectores golpistas. Por eso había tanta saña con el Partido. Hasta nos decían “lopezrreguistas”, ese agravio servía para ocultar los verdaderos responsables de los asesinatos y la masacre que se vivía en manos del Videla – Viola.

Trataron de borrarnos, de quebrarnos, de ocultarnos. El golpe fue duro, pero el partido siguió para adelante: denunciamos los hechos y continuamos la lucha.

Nuestro partido se quedó en el país y continúo su lucha desde la clandestinidad. Tenemos muchos compañeros detenidos-desaparecidos; muchos compañeros detenidos durante años en las terribles prisiones de la dictadura; muchos torturados, asesinados y desaparecidos. Parte de ese torrente de 30 mil desaparecidos con lo que quisieron sepultar tanta lucha. Y el Partido se quedó aquí, atando su destino al destino del pueblo, por el amor a su pueblo y el odio a los enemigos de clase.

Hoy al cerrar los ojos, siento que ellos están presentes en cada lucha que encabezamos como PCR. Con nuestra Corriente Clasista y Combativa y en los gremios donde militamos como en mi caso, en el querido Suteba Ensenada. Siento el corazón grande cuando salgo a la calle a luchar. Como bien decía anteriormente, siempre el PCR estuvo a la cabeza de la lucha, haciendo que las masas sean protagonistas de la batalla contra este Gobierno de Macri y Vidal. Decimos basta y enfrentamos el ajuste del gobierno, como lo vamos hacer sentir en el paro de mañana 25 de junio en todo el país, siempre con perspectiva revolucionaria.

Esto se vio reflejado en la Gran Marcha Federal, que impulsamos con la línea del Partido. Con el protagonismo de los de abajo, de las Organizaciones Sociales con los Cayetanos, de los Pueblos Originarios y Campesinos. Y sí. Fuimos grandes protagonistas. Logramos llenar la Plaza de Mayo, plaza que representa para todos nosotros historia y memoria. Esa plaza rebalsaba de trabajadores, desocupados, precarizados, mujeres, jóvenes y jubilados. Todos teníamos en claro que queremos otro rumbo en este país, un país independiente y con soberanía. Por eso mismo le decimos no al FMI.

En esa Plaza, pudimos demostrar que podemos unir para ganar, que somos los que queremos ganar a favor de las masas y de este pueblo querido.

Y sigo cerrando los ojos y recuerdo que ellos están presentes cuando impulsamos las multitudinarias marchas de mujeres por “Ni una menos, vivas nos queremos”, que seguimos soñando con esa revolución que logre que las mujeres podemos salir de la doble opresión. Están presentes cuando, en todos los lugares donde transitamos, invitamos a todas a vivir el 34 Encuentro Nacional de Mujeres. Espacio de lucha que ya es una marca en la historia por la liberación de la mujer en nuestro país.

Luchamos para que la Ley de Emergencia en Violencia de Género sea efectiva, porque sabemos y sentimos que nos están matando, que nos quieren esclavizar en una red de trata, que nos quieren desaparecer. Las mujeres queremos tener trabajo, igual salario por igual trabajo y un salario igual a la canasta familiar para darle de comer a nuestros hijos.

Hoy somos nosotras las que pudimos romper la maniobra del Gobierno, la plaza Congreso fue nuestra, rebalsada de mujeres, donde sacamos media sanción a la Ley de Aborto legal, seguro y gratuito para no morir en la clandestinidad y podamos decidir por nuestro cuerpo, peleando que todas tengamos Educación Sexual para decidir, Anticonceptivos para no abortar, Aborto legal para no morir. Y seguiremos recorriendo los barrios, las plazas hasta que SEA LEY!

Cierro los ojos, y me imagino que ellos están al lado nuestro, en cada asamblea del Astillero, peleando codo a codo para que la fábrica sea 100% Estatal, con los plenarios Regionales de Delegados, con Plan de lucha en defensa del Astillero ante la intervención de este Gobierno. Por su reactivación y que genere trabajo para la región, junto con YPF, Propulsora, el Puerto. Buscando siempre la UNIDAD con los demás sectores y con el surgimiento nuevamente de la Comisión de Familiares, mujeres que se ponen al hombro la lucha de los trabajadores y su familia. Desde este humilde lugar, le sugiero, señora Gobernadora: no se le ocurra tocar al Astillero. Si echan a uno, sabremos cómo responderle.

Cierro nuevamente mis ojos, y en las luchas docentes en defensa de la Escuela Pública ellos siguen presente. Porque preferimos seguir cayendo en la Escuela Publica para que los hijos de todos los trabajadores puedan llegar a la Universidad. Como trabajadores de la educación queremos que todos los niños, niñas, adolescentes, jóvenes y adultos puedan tener una educación para poder construir futuros posibles. Con una escuela que esté calentita, con estufas, sin goteras cuando llueve y que el comedor sea para todos, porque hoy en los barrios vemos como el hambre crece ferozmente y que nuestros niños con la panza vacía no pueden aprender a leer y a escribir.

Por eso invito a todos los camaradas que cuando estemos en la lucha cerremos los ojos, un segundo, y podamos ver a nuestros compañeros Enrique, Herminia, David, Ana María, Guillermo, Carlos, Yiyo porque sé que ellos estarán presente peleando por un país que sea independiente de toda dominación extranjera, porque ellos lo demostraron dando su vida a favor de nosotras, de nosotros y de nuestras generaciones.

Por siempre presente, en la memoria de todos nosotros nuestros mártires antigolpistas y revolucionarios!

Hasta la victoria, siempre!

 

Corresponsal

Hoy N° 1723 27/06/2018