Noticias

06 de julio de 2018

Mar del Plata

Absuelven a uno de los femicidas de Natalia Melmann

17 años después, absolvieron a un ex policía acusado por el crimen de Natalia Melmann. Por el caso ya habían sido condenados a perpetua en el 2002 otros tres agentes de la Bonaerense, que gozan de salidas transitorias desde octubre el año pasado.

Martes 3 de julio 2018, Gustavo Melmann, papá de Natalia decía ante los medios: “Esperemos que los jueces escuchen los gritos de Natalia cuando pedía que no la mataran”.

Pero este Tribunal Oral en lo Criminal N° 4 en la voz de los tres jueces: Jorge Peralta, Juan Manuel Sueyro y Fabián Riquert, decidió absolver al ex policía Ricardo Panadero, último acusado del secuestro, violación y homicidio de Natalia Melmann.

No les alcanzó con el fallo que otorgó el beneficio de la salida transitoria a los otros tres policías detenidos por el femicidio de Natalia. Es que no se puede separar este fallo con la vinculación directa de la Justicia con el poder político y policial.

La excusa para las salidas transitorias de Echenique, Anselmi y Suarez es el “buen comportamiento” en situación de encierro, y la absolución de Panadero “porque no dieron acreditado el ADN” más otras cuestiones en relación a los testigos. Cuando en realidad, el comportamiento que deberían haber evaluado es el que tuvieron estas bestias con Natalia Melmann hace 17 años en la ciudad de Miramar.

No hay duda que este fallo sienta precedentes judiciales que pueden ser utilizados para la liberación de otros femicidas peligrosísimos para la sociedad y para las mujeres.

El martes 3, la Multisectorial de la Mujer -con la presencia de las 22 organizaciones que la componen junto a CTEP, Movimiento Evita, Mala Junta, Mar de Lucha y familiares de víctimas- acompañamos a la familia en este duro momento y recibimos un doble cachetazo de esos que duelen y dejan marcas principalmente a la familia, pero también a nosotras.

Dos horas y media escuchando los pormenores del brutal asesinato, que para nosotras que estábamos escuchando y acompañando afuera nos paralizó de angustia, no quiero ni imaginar para los padres de Nati volver a revivir los gritos de su hija al ser brutalmente violada, ultrajada y asesinada por cuatro salvajes del poder policial.

La bronca nos embargó al escuchar la absolución y resolvimos esperar la salida de Panadero, ese día la cantidad de policías que había en el predio de Tribunales era impresionante, como nos tienen acostumbrados en cualquier manifestación popular.

Comenzamos a gritar, a putear, a cantar “Yo sabía, yo sabía, que a Natalia la mató la policía”; “Si Panadero no va a la cárcel, que quilombo se va a armar” y se armó, de la nada la Policía pertrechados hasta los huesos, empezaron a tirarnos balas de goma, que de casualidad no provocaron heridos. Tanto fue así, que bajaron los Melmann con sus abogados a frenar la represión.

No vamos a bajar los brazos, vamos a seguir en la lucha por justicia para Natalia y seguiremos acompañando a la familia como lo hacemos con cada femicidio y con cada mujer que sufre violencia.

 

El movimiento de mujeres acompañó
a la familia de Natalia en Tribunales

 

Escribe Laura Hochberg