Noticias

16 de enero de 2019

Nicolas Tauber, abogado de Liberpueblo

“El problema de la seguridad se resuelve primero con un proyecto de país”

Reproducimos nota del blog del programa En Calle Viva

El gobierno nacional propone a través de la Ministra de Seguridad de la Nación Patricia Brullrich modificar el régimen penal juvenil para resolver el problema de seguridad, ante esto numerosas organizaciones sociales y de derechos humanos se expresaron.

Para analizar cuales son las implicancias de esta propuesta y las cuestiones de fondo de la problemática de seguridad, En Calle Viva dialogó con el abogado Nicolas Tauber integrante de la organización de derechos humanos Liberpueblo.

 

Quieren modificar el régimen penal juvenil, teniendo en cuenta que solo el 1% de los delitos es cometido por los jóvenes?

NT: La propuesta de baja de edad de imputabilidad va en línea con una política más general del gobierno, enmarcada dentro de los dictados del neoliberalismo como sistema, que es la construcción de enemigos dentro de la sociedad a los fines de destruir los lazos sociales y de erosionar el sistema democrático. Crean constantemente enemigos internos: los jóvenes, los niños, los pobres, los pueblos originarios, los trabajadores, los desocupados, los extranjeros, siempre hay un enemigo, que en general es el último eslabón de la cadena, a quien señalar como el culpable de todos los males y sobre el cual se cargan mayores niveles de violencia.

Esto no es nuevo es una práctica tanto del neoliberalismo como de sistemas totalitarios para destruir la democracia y los lazos de solidaridad social, que tiene efectos devastadores en la construcción de una sociedad integrada por “un nosotros unidos como pueblo” para enfrentar a nuestros verdaderos enemigos y a los verdaderos problemas que tenemos.

En cuanto a la baja de imputabilidad en particular es un proyecto que no ataca al problema de la seguridad. Lo único que logra un proyecto de baja de imputabilidad, primero es exacerbar la violencia policial y la violencia institucional contra los niños, sin resolver ningún problema de seguridad, porque no va generar que los menores no delincan, lo único que va generar es que haya más juicios penales contra menores, o sea meterlos aún más dentro del sistema penal. Digo aún más porque hoy los menores son usados como soldados de la policía y están a merced de un sistema judicial policial perverso que los condenan a su propia destrucción en reformatorios o haciendo tareas ilegales para distintas fuerzas de seguridad.

Es un globo de ensayo la baja de edad de imputabilidad para desviar la atención de otros problemas, como vos bien decís, las estadísticas oficiales que marcan los delitos cometidos por menores de edad son el 1%, con lo cual el problema de la seguridad claramente y estadísticamente no está ahí. Querer aparecer como luchando contra la inseguridad por bajar la edad de imputabilidad, es como mínimo tratarnos de idiotas

 

¿Cuáles serían esas cuestiones centrales que quiere desviar el gobierno con esta propuesta?

NT: Esta claro que no quiere hablar del proyecto de país que está imponiendo y que pretende desviarnos de las verdaderas soluciones para la juventud. Lo que requiere la juventud es resolver los problemas de alimentación, trabajo, de inserción social, hay cientos de miles que ni estudian ni trabajan, el problema de la droga en los barrios y colegios.

Los problemas de la juventud son otros, los problemas son más educación, más trabajo, más familia, mas contención, una lucha frontal contra la droga, más deporte, y lo que hace el gobierno es ajustar en educación, salud, trabajo social, hasta el gobierno de la ciudad cierra 14 escuelas nocturnas porque quiere acortar gastos por ahí.

Lo que se esta haciendo con esta política hacia la juventud, muy lejos de luchar contra la inseguridad es acrecentarla, aumentar los niveles de violencia social, aumentar el grado de marginación de los jóvenes para que estén disponibles para la policía en lugar de contenerlos, y más expuestos ante la droga para que siga avanzando.

El problema de la juventud es al mismo tiempo un problema de todos como país. Necesitamos a esos jóvenes para desarrollarnos y encarar una transformación social que saque a nuestros jóvenes de la situación actual. Para eso es imprescindible un proyecto de país al servicio del pueblo y no al servicio del Fondo, eso es lo que está detrás de todas y cada una de las políticas de este gobierno.

 

Vos decís con la situación de inseguridad que están viviendo los jóvenes, porque tienen todos sus derechos vulnerados, ¿pero a la ves la ministra Bullrich uno de los balances de su gestión es la lucha contra el narcotráfico?

NT: esos balances son abiertamente falsos, no hay ningún índice, ninguna estadística fidedigna que marque que ha bajado el consumo de sustancias en la argentina o que cayó el narcotráfico, con pararse en cualquier esquina de la argentina ve que la droga avanzó y que los narcos controlan cada vez mas territorios, mas barrios, que la policía, el poder judicial y el poder político muchas veces están en combinación con ese poder narco, hay provincias que directamente son narco estado. Entonces no es cierto, la política de incautación de drogas que el gobierno propagandiza por televisión es una clara política de convivencia con el narco, con el cual arreglan incautaciones de droga para mostrar en la televisión que están haciendo algo, mientras incautan 10kg de cocaína pasan 500 mil. Que la Argentina esta luchando contra la droga es falso al punto tal que la lucha contra la droga se la dan a la DEA, que es el mayor gerente del narcotraficante mundial.

Una de las primeras tareas de un gobierno popular es generar una alianza multisectorial de todos los sectores que no están con el narco y enfrentarlo, ya que es uno de los puntos centrales que traban nuestro progreso y nuestro desarrollo como sociedad.

 

La inseguridad la estamos sufriendo como sociedad, como pueblo, cómo trabajadores, ¿cómo sería comenzar a visualizar algunos aspectos, algunas propuestas para resolver el tema de la inseguridad?

NT: Esta clarísimo que el tema de la inseguridad es uno de los principales problemas de la Argentina, lo sufren todos los sectores sociales sobre todo los más bajos, el nivel de violencia de los hechos de inseguridad a crecido, con lo cual el gobierno y los medios tocan ese tema porque saben que es un tema real, sensible y que nos afecta a cada uno de nosotros, con lo cual nadie esta diciendo que la inseguridad no sea un problema. Lo que, si esta claro que a la inseguridad no se la puede combatir así, no es efectivo.

 

¿Ahora proponen el uso de la pistola tasser?

NT: La pistola tasser no va evitar ningún hecho de inseguridad, lo único que va ser es dotar a la policía de un instrumento que puede ser usado para torturar a personas en situación de calle, a la juventud, usarla en manifestaciones, pero no ataca el problema de la seguridad. Ningún instrumento y ningún arma resuelve el problema de la seguridad.

El problema de la seguridad se resuelve primero con un proyecto de país. Sinceramente sin un proyecto de país donde el estado se comprometa, y la sociedad civil también, en enfrentar el problema de la inseguridad, de enfrentar la desigualdad, no hay forma de resolver el problema de seguridad. Esta demostrado el fracaso de las políticas de militarización de la seguridad, de la doctrina de mano dura. Estados Unidos es el país con mas población carcelaria del mundo, tiene mas de 3 millones de personas encarceladas y la inseguridad sigue avanzando, ese no es el modelo que funciona, si uno ve las sociedades menos violentas como Canadá o europeas tiene otros modelos, tienen un estado presente en situaciones de desigualdad, un estado que esta al servicio que la desigualdad no llegue a situaciones como las que estamos viviendo hoy.

Para no esquivar el bulto de la pregunta e ir al tema de seguridad dura lo primero es control civil sobre las fuerzas de seguridad, no puede haber un control o autogobierno de las fuerzas de seguridad, porque el tema de seguridad es un tema político civil, no es un tema policial.

 

¿Y cómo sería ese control civil, un ejemplo?

NT: Jefe de policía civil, un control popular sobre las fuerzas se seguridad, un control comunal de las distintas comisarías, después necesitamos que las tareas de seguridad que tiene la policía en la calle, se sume lo central que es la investigación criminal del gran crimen: el narcotráfico, la trata de personas, de las mafias. Esa tendría que ser una de las tareas fundamentales de la policía porque si uno corta la cabeza todo lo demás se puede trabajar de otra forma.

Si se esta yendo todo el tiempo detrás de los delitos con lo que te topas en la calle de narco menudeo, de venta de drogas o de situaciones de hurto callejero, vas a estar siempre deteniendo al ultimo eslabón de la cadena y no cortando la cadena desde el comienzo, que muchas veces tiene lamentablemente funcionarios estatales en convivencia con esas cabezas.

El segundo punto después del control civil y del control popular de las fuerzas de seguridad, es la creación de un cuerpo de investigación judicial que investigue el gran crimen, que es el principal problema en la Argentina. Luego una política de seguridad inmediata que hay que hacer es dar marcha atrás con la militarización de la seguridad, sacar a las fuerzas armadas de toda tarea de seguridad interior, las fuerzas armadas tienen que estar al servicio de la protección de la soberanía nacional y las fronteras tienen que estar controladas por fuerzas de seguridad, gendarmería, prefectura equipadas. Y una reforma judicial, dotar al poder judicial de herramientas científicas tecnológicas, humanas que estén capacitadas para investigar y procesar esos delitos de cuello blanco, los grandes delitos de narco tráfico, porque si no tenemos un poder judicial y una policía que solo investiga con lo que se topa en frente y esa no es política de seguridad, es una política de inseguridad.

fuente: https://encalleviva.blogspot.com/2019/01/nicolas-tauber-abogado-de-liber-pueblo.html?m=1