Noticias

13 de septiembre de 2018

Por la emergencia alimentaria

Miles en la calle para pararle la mano a Macri

El miércoles 12, las calles fueron copadas por las organizaciones sociales en el marco de su plan de lucha, instalando más de mil ollas populares y cortes de ruta en todo el país por la Emergencia Alimentaria, bajo la consigna “Fuera FMI. Basta de Hambre”.

En Capital Federal, miles y miles de trabajadoras y trabajadores protagonizaron una histórica jornada. Desde las 10 de la mañana, la CTEP, CCC, Barrios de Pie y otras organizaciones, instalaron las ollas sobre la 9 de Julio. Con esta iniciativa denunciaron el hambre que se vive en los barrios, donde los comedores han triplicado la cantidad de pibes y pibas que reciben a diario, exigiendo mayores medidas sociales y las 5 leyes necesarias para el sector: Emergencia Alimentaria, Infraestructura Social, Agricultura Familiar, Integración Urbana y Emergencia en Adicciones.

En la jornada, la CTA Autónoma y ATE realizaron un paro nacional contra el ajuste, los despidos, los topes salariales, y en defensa del trabajo, la producción y la soberanía nacional, confluyendo en la 9 de Julio.

A las 14 horas, se desarrolló el acto central en Avda. de Mayo y 9 de Julio, donde hablaron referentes de las organizaciones. Por la CTA Autónoma dejó su saludo Ricardo Peidro, Dina Sánchez por el Frente Darío Santillán y el secretario general de ATE, Hugo “Cachorro” Godoy, quien afirmó que esta jornada es la antesala del paro activo del 24 y el 25 de septiembre para torcer la política económica que imponen Macri y el FMI.

Luis Tiscornia, secretario general de Conadu H, en representación de los docentes universitarios, que ya llevan 6 semanas de paro y lucha, saludó la multitudinaria movilización y denunció que: “Quieren debilitar la universidad pública y el derecho a estudiar del pueblo argentino. Por eso asumimos el compromiso de no bajar los brazos en la defensa de nuestros derechos y en la defensa de la educación y la universidad pública”.

Por su parte Daniel Menéndez, de Barrios de Pie, criticó las políticas económicas que el gobierno lleva adelante dejando una situación difícil de afrontar en los barrios: “estamos al borde de una cornisa por la irresponsabilidad de quienes gobiernan, que trajeron al FMI para que determine las políticas económicas y que volvamos a vivir una situación de convulsión social profunda”.

Esteban Castro, referente de CTEP, denunció el hambre y exigió mayores recursos para los comedores. En relación al presupuesto 2019 les pidió a los diputados y senadores que no lo aprueben, por la crisis socioeconómica que se vive.

 

Es necesario ampliar la unidad

Juan Carlos Alderete, coordinador nacional de los desocupados y precarizados de la CCC, comenzó señalando que se superó el objetivo de mil ollas populares en todo el país. Contó que el plan de lucha se lanzó porque las políticas de Macri agravan la situación de miles de familias, mientras que el gobierno “en vez de resolverlo promete que van a ser más duros los próximos meses”.

Alderete denunció que el presupuesto que el gobierno pretende aprobar provocará mayor pobreza, mayor ajuste y hambre en los más humildes. A su vez, remarcó que el gobierno de Macri “no tiene límites para hacer sufrir a los trabajadores y al pueblo. Es un gobierno hipócrita porque fueron ellos los que desataron la corrida bancaria y financiera. Mientras muchos ministros siguen teniendo la plata afuera y en dólares a nosotros nos aplican un ajustazo en los alimentos, así como en los servicios…” “Este gobierno dice que no hay otro camino, nosotros que estamos en la calle decimos que sí hay otro camino, pero hay que romper con el FMI” afirmó Alderete.

Frente a las luchas que se desatan en todo el país, contra el ajuste que lleva adelante el gobierno de Macri, Alderete dijo que “los trabajadores de la economía popular, los trabajadores formales, ya hemos demostrado que no somos mansos, que no somos fáciles de domar. Lo vienen demostrando los trabajadores de Télam, los compañeros del Astillero Río Santiago que no solo luchan por los puestos de trabajo sino también por nuestra soberanía”.

Al finalizar, el coordinador de la CCC afirmó que “si este gobierno no nos escucha, no atiende nuestros reclamos, vamos a ir a una lucha larga, prolongada y dura, porque no somos mansos, porque queremos otro país”. A su vez sostuvo que es necesario estar preparados y llamó a ampliar la unidad porque “no es tiempo de mirar las diferencias entre nosotros, tenemos que defender los derechos del pueblo, nuestra patria está en peligro porque Macri la está entregando a las políticas del FMI”.