Noticias

02 de febrero de 2019

Ensenada

Ternium descarga la crisis sobre los trabajadores

Ante los despidos en Ternium (Techint) los trabajadores se unen y luchan para restablecer sus puestos de trabajo. La empresa avanza achicando el personal en connivencia con la política de Macri y el FMI de profundizar el ajuste.

El lunes 28 la planta Ternium de Ensenada amaneció con despidos en tres de sus contratistas, en planta Siderar y en UOCRA, de los cuales 18 son de contratistas, 6 de Planta y amenazan con 65 nuevos despidos. La empresa argumenta que ha caído la producción que destinan al mercado interno de acero para autopartes y línea blanco (equipamiento del hogar).

Efectivamente bajó la producción de automóviles: “La producción automotriz de 2018 fue la más baja en 12 años. Datos de ADEFA -Asociación de fabricantes de Automotores-: Se fabricaron 466.649 autos y pick ups. Pese a un fuerte repunte exportador, pegó fuerte la caída del mercado interno.” (Diario Clarín, 4/1/19). ¡Lo que no dicen que todo esto es producto de la política macrista!

Ellos nunca pierden: El año pasado, la facturación del grupo Techint fue de 18.500 millones de dólares, según el diario La Nación del 6/12/18. Esa millonada de dólares ganó la empresa, mientras a los trabajadores se les sigue pagando salarios devaluados. Es por eso que Paolo Rocca, CEO del Grupo Techint, hablando en el 17° Seminario ProPyme pidió “no dejar atrasar el tipo de cambio en un año electoral” (Diario El Cronista, 12/12/18), es decir, le pide a Macri más devaluación del peso.

Quieren asegurarse su rentabilidad y el monopolio del acero en la Argentina. Lo que le interesa a Rocca es que Macri le asegure que China no inunde de acero el país. También está la disputa comercial entre los chinos y los yanquis por el monopolio del acero y la explotación de Vaca Muerta, donde Techint hace negocios y ya aplica su reforma laboral.

Por eso aparece Rocca en la causa de “los cuadernos” mientras que quieren hacer pagar los platos rotos a los trabajadores. Un metalúrgico, con menos de 10 años de antigüedad no supera el salario de pobreza, percibiendo de ingreso $9.000 por la quincena no llegan al costo de la Canasta Básica Total que es de $25.493 para familia tipo.

La CCC mediante un volante hizo llegar una propuesta a toda la planta: Asambleas periódicas por sector para discutir cómo seguimos, en alerta y unidos ante cualquier intento de quitarnos derechos. Asambleas con mandato; Reunión de delegados con mandato, la junta interna y con el gremio para ir evaluando paso por paso; Participar como UOM Planta Ternium-Siderar en el próxima Plenario Regional de Delegados, junto a toda la región y plantear nuestra situación y el apoyo de la comunidad como los hicieron los compañeros de Astillero;  Conformar una Comisión de Familiares y Jubilados para dar a conocer nuestra situación en toda la región. Esta propuesta basada en la experiencia de la lucha del Astillero en la zona, tuvo buena recepción entre los trabajadores de planta y contratistas. Y esto se expresó en la Asamblea General del martes 29 que la UOM realizó en toda la planta. El gremio llamó a Asamblea y la bronca se hizo escuchar: “Tenemos que estar unidos”, “vinieron los de Astillero a solidarizarse, tenemos que parar la planta”, “acá tenemos que defendernos entre todos”.

La Asamblea y la bronca lograron su efecto: al mismo tiempo que se convocaba a una marcha multisectorial junto a la comunidad de Ensenada para llevar la solidaridad, las contratistas dieron vuelta atrás con los telegramas, la empresa propuso retiros voluntarios y se convocó a reunión en el Ministerio de Trabajo.  El resultado fue la Conciliación Obligatoria por 15 días.

Techint y las contratistas no acataron la Conciliación Obligatoria. El jueves 31 no dejaron ingresar a los despedidos. Por eso ese día fue masivo el ruidazo en Ensenada que convocó a varias fuerzas.  El viernes 1 había una nueva reunión en el Ministerio entre el gremio, la empresa y el gobierno. Según el resultado se espera para la semana entrante una nueva asamblea en la planta para decidir qué pasos se van a seguir para que no pasen los despidos ni las suspensiones, sabiendo que desde afuera, las organizaciones de Ensenada, los compañeros de Astillero y toda la región van a acompañar.

 

El ejemplo de Astillero: El martes a la mañana, la comisión administrativa de ATE Ensenada, convocó de urgencia a su Mesa del Cuerpo de Delegados y a delegados que no estaban de vacaciones para llevar la solidaridad a la planta de Propulsora. No los quisieron dejar entrar. Un cordón policial, el mismo que impedía a los familiares llevar comida a los que habían decidido quedarse, intentó frenarlos.

No pudieron impedir la confluencia: ingresaron, pudieron llevar su apoyo y dejaron una bandera como símbolo de unidad entre las fábricas.

Esto fue clave al momento de la Asamblea que se decidió que con la lucha se puede ganar. Y desechó el camino de aceptar las condiciones de la Empresa “para que no sea peor para todos”.

Es sabido: al camino de adelantar vacaciones, luego suspensiones y finalmente despidos hay que enfrentarlo desde el inicio. Aceptar mansamente alguna de estas medidas, significa que siempre gana la Empresa, cumpliendo así los planes de Macri de ajuste y más despidos.

 

Corresponsal