Edición impresa

n° 1885

miércoles 13 de octubre de 2021

Hora Política Hoy N° 1885

¿Quién tiene que pagar la crisis?

Desde el PTP/PCR seguimos impulsando la lucha partiendo de las necesidades populares. En esta campaña electoral llamamos a votar al Frente de Todos para cerrarle el paso al macrismo y sus variantes

Hora Política Hoy N° 1885

1. Más protagonismo popular para inmunizar a todo el pueblo

En el mundo, la pandemia acumula más de 237 millones de casos, de los cuales 144 millones ya se recuperaron y 4.845.426 murieron.

En la Argentina, al 12/10 los infectados suman 5.265.859, se recuperaron 5.131.279 y fallecieron 115.473 personas. Se aplicaron 53,8 millones de dosis, 30,1 millones de personas tienen una dosis (66,5% del total del país) y con dos dosis 23,8 millones (52,2% de la población). Las provincias más retrasadas en la vacunación son Corrientes 18%, Chaco y Santa Cruz 20%, Salta 21% y Misiones 27%.

Se avanzó en la vacunación con gran esfuerzo de los trabajadores de la salud, junto al trabajo de los comités de crisis, los promotores de salud y los jóvenes voluntarios. Son 19 semanas de reducción de casos.

Ya arrancó la vacunación de los adolescentes de 12 a 17 años y ahora se autorizó la de niños de 3 a 11 años.

En nuestro país empieza a crecer la variante Delta, aunque todavía no a los niveles que ha crecido en Chile y Brasil. Según el gobierno por el momento está controlada.

Sin embargo, desde fines de setiembre y en lo que va de octubre se disminuyó a casi la mitad el ritmo de vacunación. Las vacunas recibidas suman más de 75 millones y se aplicaron 54 millones. De un ritmo de más de 400.000 vacunas aplicadas por día, se bajó a 207.000.

Es clave acelerar la vacunación y llegar a todo el pueblo para mantener la tendencia de declinación de contagios y evitar que se propague la variante Delta. También, luchamos para que sigan aumentando los fondos para los proyectos de una vacuna nacional que acabe con el chantaje imperialista.

 

2. “Las penas son de nosotros, las vaquitas son ajenas”

El gobierno de Macri (2015-2019) duplicó el desempleo y provocó una pérdida de 20% del poder adquisitivo real de salarios y jubilaciones.

Al 50% más pobre de la población le llega el 20% del total de los ingresos. En la otra punta están los que se la siguen llevando en pala.

Las seis personas más ricas en la Argentina tienen: Marcos Galperín 7.000 millones de dólares (Mercado Libre), Paolo Rocca 3.700 millones de dólares (Techint), Alejandro Bulgheroni 3.300 millones de dólares (petrolera PAE), Gregorio Pérez Companc 2.400 millones de dólares (petrolera Pérez Companc, etc.), Alberto Roemmers 2.200 millones de dólares (laboratorios), Eduardo Eurnekian 1.300 millones de dólares (50 aeropuertos acá y en el mundo).

Se puede seguir con las cerealeras y los latifundistas, las petroleras y las megamineras, los banqueros, etc. La mayoría son de capitales imperialistas yanquis, ingleses, chinos, etc. A esto hay que sumar los usureros chupasangre del FMI, el Club de París y los “préstamos” de China.

Con la pandemia y el ajuste, el 40,6% de los argentinos son pobres. El sueldo mínimo vital y móvil y las jubilaciones mínimas cubren menos del 40% de la canasta básica. La canasta de pobreza para 4 personas es de $67.000. Hay 2,3 millones de trabajadores en blanco, y la mayoría de los que están en negro, precarizados, desocupados, jubilados y pensionados, tienen ingresos que están por debajo de la línea de pobreza.

Seguimos peleando por el camino que conquistó el impuesto a las grandes fortunas, para que paguen los que más tienen. En una Argentina sumergida en grandes padecimientos, con un pueblo que lucha y le dice al gobierno ¡Así no!

 

3. La lucha es en las calles y las urnas

En las PASO se hizo sentir el castigo electoral de gran parte del pueblo, embroncado por la falta de respuestas a los sufrimientos de la dura crisis social y económica. El gobierno comenzó a tomar distintas medidas, que si bien ponen algo de plata en los bolsillos de los más pobres, son insuficientes frente a la magnitud del hambre y la pobreza.

Luego el macrismo lanzó una campaña reaccionaria contra el conjunto de los trabajadores. A los ocupados pretende derogarle las conquistas laborales, como el derecho a indemnización, para favorecer aún más a esa minoría que se la lleva en pala. A los trabajadores que la crisis económica dejó en la calle los demoniza llamándolos “planeros” y ha dicho que eliminará los planes si vuelve al gobierno. Fueron las organizaciones sociales las que se pusieron al hombro la lucha contra el hambre, la desocupación y por trabajo genuino mientras ellos fugaban miles de millones de dólares y le dejaban la cuenta para que la pague el pueblo argentino. El gobierno ha cedido a esa campaña. Anunció que cambiará los planes por trabajo. Lo que no dicen es cuándo y cómo.

Como señaló Juan Carlos Alderete: “Se debería consultar a las organizaciones que vienen trabajando desde hace muchos años”. Vienen realizando trabajos en la construcción de viviendas, refacción de escuelas, etc. El problema es la falta de trabajo genuino por la crisis económica.

Frente a la situación que padece nuestro pueblo a lo largo y ancho del país, las luchas siguen creciendo.

El 6/10 se movilizaron al Congreso nacional las “Naciones y pueblos originarios en lucha”. Se hicieron presentes delegaciones de los pueblos mapuches, qom, ava guaraní, mocoví, ranqueles, wichis, mbyá guarani, diaguitas, de las provincias de Jujuy, Salta, Tucumán, Misiones, La Pampa, Neuquén, Santa Fe, Buenos Aires y Chaco. La CCC, la FNC, la CTA-A, y otros sectores se movilizaron apoyando el reclamo de la prórroga de la Ley 26.160, de relevamiento de las tierras comunitarias de los pueblos y naciones originarias, y que se destinen los fondos necesarios para garantizarla. Al calor de la movilización una delegación fue recibida por diputados del Frente de Todos en el Congreso.

Los días 6, 7 y 8 se reunió presencialmente la Mesa Nacional de los Desocupados y Precarizados de la CCC en la ciudad de La Plata. Discutieron y analizaron el momento político, hicieron balance del último período y marcaron la agenda de lucha y movilización por sus reclamos.

Los días 8, 9 y 10, también en la ciudad de La Plata, se reunió la Mesa Nacional de la FNC, abordando sus reclamos y su voluntad de lucha.

Van a la lucha los obreros rurales mendocinos por sus condiciones de trabajo y sus salarios, impulsados por la Agrupación 8 de octubre de la CCC. Sigue la lucha de los desocupados de la CCC y los campesinos de la FNC en Chubut y en el norte de Santa Cruz. También pelean los trabajadores de la salud pública en La Pampa, y los médicos agrupados en la Cicop bonaerense.

Las mujeres organizan encuentros regionales para hacer oír las voces de todas planteando sus reivindicaciones, y el agravamiento de la violencia que sufren y los femicidios.

Crecen los movimientos juveniles con avances del MUS (Movimiento de Unidad Secundaria) y la CEPA (Corriente Estudiantil Popular y Antiimperialista), y las actividades del Movimiento ni un pibe, ni una piba menos por la droga.

Con el crecimiento de las luchas avanza la discusión en las masas populares y sus organizaciones, donde se plantea profundizar las medidas contra la inflación y la pobreza. Se multiplican los actos en provincias y localidades, y se avanza en la pelea por el voto casa por casa por el Frente de Todos en esta campaña electoral.

El 7/10, en el estadio de Nueva Chicago, se realizó el Plenario de la Militancia de los Movimientos Populares, con numerosas fuerzas integrantes del Frente de Todos, como parte de la campaña hacia las elecciones del 14 de noviembre. Fredy Mariño llevó un saludo de la CCC planteando la necesidad de cerrarle el paso a la derecha reaccionaria macrista el 14 de noviembre, avanzar en resolver la agenda popular con la aprobación de la Ley de Techo, Tierra y Trabajo, y la necesidad de suspender el pago de la fraudulenta deuda externa. En el acto dieron su saludo los referentes de los movimientos sociales, la candidata a diputada Victoria Tolosa Paz, el diputado Máximo Kirchner, y el acto fue cerrado por el presidente Alberto Fernández.

 

4. La disputa imperialista

El centro de la disputa entre los imperialismos, principalmente entre Estados Unidos y China, por la hegemonía mundial está hoy centrada en el llamado Indo-Pacífico (las aguas de los océanos Índico y Pacífico). Flotas de portaaviones y otras embarcaciones militares norteamericanas (acompañados por portaviones ingleses, buques japoneses y de otros países aliados), hacen maniobras y navegan en aguas del Mar de China. Esta semana se supo que un submarino nuclear yanqui operaba en la zona porque tuvo un accidente. China contesta enviando flotas de aviones a sobrevolar Taiwán, y denuncia que Estados Unidos entrena a las fuerzas armadas taiwanesas y les entrega material militar. Esta semana, el presidente chino Xi Jinping dijo en relación a Taiwán: «La reunificación completa de nuestro país puede conseguirse y se conseguirá».

La disputa entre las dos potencias también se libra en nuestra América Latina. En la Argentina, la deuda impagable y fraudulenta con el FMI, el Club de París y el capital financiero de Wall Street es una horca que tiene plazo a febrero de 2022. El ministro Guzmán viaja a Nueva York a una nueva reunión con el FMI. Llega con el balance de haber pagado el vencimiento del 22 de septiembre de 1.800 millones de dólares, otro tanto lo espera el 22 de diciembre.

Por otra parte, Jorge Castro, un hombre de muy estrecha relación con el gobierno chino, afirmó: “A partir de su aprobación por el Congreso, la ley de promoción agroindustrial se transforma en el eje de la política económica argentina, y el complejo de producción industrial agroalimentario, que incluye a la producción primaria, adquiere la condición de prioridad estratégica absoluta del desarrollo nacional. (…) El mundo experimenta un extraordinario boom de demanda de agroalimentos, cuya fuente es China”.

Estados Unidos nos chantajea con la deuda y China hace sentir su poder de país imperialista en ascenso. Así es el trato con los países dependientes como el nuestro.

No hay salida por esos caminos. Nosotros, como nos enseñaron los patriotas de Mayo, no queremos ni amo viejo, ni amo nuevo, ningún amo.

Luchamos para suspender el pago de las deudas, investigarlas, pagar las que son justas como el gas que le compramos a Bolivia. Y no pagar las odiosas, como las armas que compró la dictadura, o fraudulentas como la timba financiera del macrismo con el FMI. Y los alimentos que producimos, en primer lugar, deberían ser para alimentar a todo el pueblo de nuestro país.

 

5. Dar vuelta el viento

La campaña electoral se va abriendo paso.

El macrismo proclama su objetivo de acabar con los planes sociales y las indemnizaciones a los despidos, una reforma laboral que acabe con las paritarias, liquidar la salud y la educación pública, y mano dura con la protesta del pueblo. Su objetivo es poner al país al servicio de una minoría a costa del hambre y el sufrimiento del pueblo.

El reaccionario Pichetto sigue con su cruzada racista poniendo en el blanco a los hermanos de la nación mapuche en defensa de los grandes terratenientes extranjeros como Lewis, las petroleras y las mineras.

El macrismo durante su gobierno ya dio claras muestras de su carácter reaccionario. Ahora hablan como si no tuvieran nada que ver con la crisis social que vivimos, y quieren volver a ser gobierno. Seguimos dirigiendo el golpe principal de la lucha popular, en las calles y en las urnas, contra los monopolios, los latifundistas y los capitales imperialistas que expresa el macrismo.

Pugnamos por encabezar las luchas obreras, campesinas y populares, para que protagonicen la pelea por las emergencias y la soberanía nacional.

Como hicimos en todo el país en la movilización del 7 de agosto junto a los Cayetanos, llamamos a votar al Frente de Todos para cerrarle el paso a esta derecha reaccionaria y avanzar en la lucha por los reclamos populares.

No será fácil dar vuelta la situación el 14 de noviembre. En gran parte depende de las medidas que tome el gobierno.

Por otro lado una parte de empresarios y el sector financiero están preocupados por el futuro de la gobernabilidad. Y qué consecuencias pueda traer el resultado de noviembre.

Desde el PCR-PTP y su JCR, y las organizaciones en las que participamos nos comprometemos a pelear en las calles y las urnas. Lo hacemos con nuestras propuestas y peleando por acumular fuerzas para conquistar una salida a favor del pueblo.

Porque no será posible resolver los males que afectan a nuestro pueblo y a nuestra patria sin una revolución que liquide la dependencia al imperialismo y el latifundio terrateniente.

Ante el fallecimiento del camarada Pedro Gutiérrez, miembro de nuestro Comité Central y secretario de nuestro Partido en Tucumán, transformamos el dolor en fuerza y levantamos las banderas revolucionarias del PCR, por las que luchó toda su vida

¡Hasta la victoria siempre!

 

Escriben Jacinto Roldán y Ricardo Fierro

Foto: Cabecera de la movilización de las naciones y los pueblos originarios al Congreso el 6 de octubre
  • Partido
    Grageas de Otto Vargas

    Mantenernos vinculados con las masas

    Reproducimos algunas de las grageas publicadas en nuestro semanario, que fueron elaboradas por nuestro camarada Otto Vargas, secretario general del PCR fallecido el 14 de febrero de 2019.

    Ver la nota completa
  • Lucha popular
    Que la ley frene los desalojos de las comunidades

    Marcha de naciones y pueblos originarios

    El miércoles 6 de octubre, cientos de originarios, de 36 naciones y pueblos, que habitan a lo largo y a lo ancho del territorio de Argentina, marcharon al Congreso de la Nación para pedir por la prórroga de la Ley 26.160 de relevamiento de los pueblos indígenas, y por presupuesto para su efectivo cumplimiento. Denuncian desalojos y atropellos en algunas provincias.

    Ver la nota completa

Secciones