Noticias

31 de julio de 2019

Sus compañeros recuerdan la vida de Valeria, valiosa camarada santafesina.

Se nos fue Valeria… Todos sabemos que decir que se fue es solo una forma de entender que no va a estar en lo cotidiano, pero que las personas como Valeria no se van, están instaladas en cada uno de nosotros, en cada lucha dada y por dar.

De concepciones originalmente pacifistas y religiosas, en un proceso fue tomando las banderas de nuestro partido, principalmente hacia fines de los años 60 tras la detención de un estudiante amigo de su familia, y particularmente en el año 1969, cuando supo refugiar en su casa a familiares y amigos tras una violenta represión de la policía.

Mas tarde, la ferocidad de la dictadura militar del ‘76, que afectó a familiares cercanos, la hizo cuestionarse y repensar en muchas de las cosas en las que había creído.

Se inició como maestra en Pueblo Nuevo (Villa Gobernador Gálvez), trabajó muchos años en la Escuela Pestalozzi en Educación Musical, y posteriormente como supervisora, según dijera Rosita Ziperovich “revolucionó la enseñanza de la música en la escuela, los niños volvieron a cantar”.

Luchadora por los Derechos Humanos durante la dictadura y después, ya en democracia, en la búsqueda de bebés apropiados ilegalmente, como integrante de APDH (Asamblea Permanente por los Derechos Humanos).

Durante años también dedicó tiempo como voluntaria en el Centro de Asistencia al Suicida.

A fines de los 80, comenzó a elaborar un índice temático y alfabético del semanario hoy, un aporte inconcluso, pero que mostró su empeño militante.

Hasta hace poco, y de manera ininterrumpida, hizo llegar el semanario a lectores del interior de la provincia de Santa Fe, tarea que desempeñó con puntualidad y compromiso.

Con 99 años y con un compromiso inclaudicable con la educación pública, quiso estar presente y votar en la elección del gremio docente, recibiendo la ovación y el abrazo de sus compañeras docentes. Lo mismo hizo en las elecciones provinciales, para apoyar a los candidatos del Frente Social y Popular.

Fue justo que a pesar de lo avanzado de su edad, el Partido encontrara un lugar para esta valiosa compañera, que sumó su esfuerzo al de miles que como ella, pelean para ver a sus hijos y nietos crecer en una Argentina más justa.

Valeria, ¡Hasta la victoria siempre!

Hoy N° 1776 31/07/2019