Noticias

21 de junio de 2022

Atacar la dependencia industrial para frenar la inflación

Arnoldo Gómez analiza la dependencia industrial, en su columna de los viernes “Ayer y Hoy”, programa con la conducción de M. A. De Renzis del 17 de junio 2022

En el programa anterior planteé las cinco políticas para enfrentar la inflación, pero desarrollé 4 y quedó en el tintero la dependencia industrial, que es lo que hoy asfixia de dólares al gobierno.

Nosotros siempre insistimos en la defensa del peso y que si la emisión va a la producción no genera inflación. Otra política antiinflacionaria es el control de precios y aplicar la ley de abastecimiento para que cuando haya un aumento salarial eso no implique inmediatamente un aumento de precios sino que obligue a los empresarios a aumentar su producción para captar ese circulante. El otro tema que señalamos son las retenciones segmentadas y el control del comercio exterior para desacoplar los precios internos de los internacionales y favorecer a los pequeños y medianos chacareros. Y el otro tema es disminuir la renta terrateniente que grava todos los productos primarios del país.

Pero hay un quinto elemento que es atacar nuestra dependencia industrial. El dolor lo estamos sintiendo ahora por Somisa. Alguna vez tuvimos Somisa, hoy está la discusión sobre cómo vamos a hacer el gasoducto, si tuviéramos Somisa esa inversión del Estado sería desarrollo en lo inmediato, en su ejecución, no sólo en su terminación y no sería necesario sacar dólares de la reserva, se haría con pesos.

Pero la realidad de la Argentina hoy es que las 200 empresas más grandes del país que controlan el 20% del PBI y el 60% de las exportaciones, entre las que está Techint, 137 son extranjeras o de origen extranjero como Techint. Y acá viene un tema grueso de nuestra dependencia industrial, que está avalada por la Ley de Inversiones Extranjeras que queda de la época de la dictadura, ley que somete a todos los juicios internos al Centro Internacional de Arreglo de Diferencias (CIADI) y al Banco Mundial, una ley que al mismo tiempo ha beneficiado los acuerdos bilaterales y otras medidas que se firman con los gobiernos que patrocinan a sus empresas y va en detrimento de las empresas nacionales.

Ahora estoy en San Juan y me han comentado que por la Ley de Minería está prohibida la inversión estatal en una empresa minera provincial si no está asociada a una privada. Por ejemplo, yo planteaba por qué no se promueve en la provincia, ahora que está en debate si va a haber un gran desarrollo minero sobre el cobre una empresa provincial de minería. Está prohibido por la ley minera de la época de Menem. Así como se hizo la reforma constitucional que le quitó al Estado federal el control del subsuelo también se prohíbe la inversión estatal directamente.

Este conjunto de empresas extranjeras tienen al mismo tiempo todo su sistema de cadenas de aprovisionamiento, de tercerización de servicios y de provisiones, y va armando todo un mecanismo subsidiarias de ellas, y como muchos de sus insumos claves son importados de sus casas matrices  generan la situación actual,  con un dólar  atrasado  aumentan la importación de sus insumos, y  generan la situación  que si frenas su importación  se paralizan ramas enteras de la producción.

El tema de la dependencia industrial nuestra hace a la fábula de que a la Argentina le faltan dólares. Lo que le falta es autonomía industrial. Y esto no se resuelve sólo  con el consumo como hace entender el kirchnerismo, porque aunque se active el consumo esta situación se reproduce.

Por lo tanto, volvemos al punto inicial: el Estado debe tener la autonomía de emitir y desarrollar los talleres y las industrias necesarias para lograr la autonomía industrial. Este es uno de los temas clave del propio desarrollo autónomo y de romper la dependencia con los dólares.

La propia Naciones Unidas señala que la Argentina es un país que tiene un gran desarrollo farmacéutico, satelital, nuclear, aeroespacial, de biotecnología pero lo que no logramos es este desarrollo autónomo que nos permita también en este plano independizarnos del dólar y que hace a la posibilidad de frenar la inflación.

Este era un elemento que había quedado suspendido en el programa anterior de lo que señalé de las políticas estatales para enfrentar la inflación y no seguir dependiendo de esta cadena del dólar.

De Renzis: Además de lo que mencionaste, hay cosas fáciles de aplicar porque están las leyes, las reglamentaciones. En la provincia de Buenos Aires se pretendió dar mayor poder a las policías municipales, a los inspectores municipales, y Cambiemos no dio el quórum por aquel proyecto de cuanto peor mejor.

Arnoldo Gómez: De trabar y obstaculizar.

De Renzis: Si no ejerces el poder porque no tenés el Poder Legislativo, no ejerces el Ejecutivo y el Judicial no lo tenes estamos en un problema.

Arnoldo Gómez: Es un tema de rumbo y de decisión política sin lo cual no se va a poder frenar a la derecha macrista que aprovecha todos los obstáculos para acumular fuerzas y pretende volver para aplicar la reacción en toda la línea. Por eso hay que rebelarse y lograr imponer estas medidas a favor del desarrollo autónomo y de las necesidades populares. No hay que tener temor.

De Renzis: Cada día que pasa es una necesidad que no se satisface.

Arnoldo Gómez: Y con una Corte Suprema que ve la película al revés “donde hay una necesidad no hay un derecho”. Piensan así y van a actuar así.

De Renzis: La frase completa es donde hay una necesidad no hay un derecho salvo que la necesidad sea de un empresario amigo.